Cuidados postoperatorios para mascotas

cirugia veterinario las rozas

La decisión de operar a nuestra mascota no es nada fácil. Y, de hecho, las dudas se intensifican si el animal es mayor o un cachorro, pero sabemos que una operación quirúrgica puede mejorar e incluso salvar la vida de nuestro perro o gato.

Existen algunas claves que ayudan a una pronta recuperación del animal. Una de ellas es el uso del collar isabelino durante las primeras dos semanas tras la cirugía. El collar isabelino tiene una función básica: evitar que nuestra mascota se lama la herida. Lamerse las heridas, en muchos casos, acaba infectando la herida y soltando los puntos de sutura.

Por eso, es importante que seamos nosotros mismos quienes limpiemos las heridas de nuestro perro o gato un par de veces al día. Sigue las instrucciones del veterinario que opere a tu mascota, pues cada operación es distinta y la desinfección será, por tanto, diferente. Por ejemplo, si tu mascota tiene problemas de coagulación, necesitará un tratamiento personalizado, ya que tiene más dificultades para cicatrizar las heridas que otros de su misma especie.

Si los puntos no son reabsorbibles, tendrás que pasar por el veterinario para que se los retiremos. Pero, si antes notas que la inflamación ha aumentado o que se desprende secreción o mal olor de los puntos, visita el Hospital Veterinario Las Rozas en cuanto puedas.

Es normal que, tras una anestesia general, el apetito del perro o gato disminuya y que vomite en algún momento. También es habitual que nuestra mascota duerma más de lo normal o se encuentre somnolienta. Estar en un entorno familiar fomentará su pronta recuperación. Pero, si tienes dudas, si crees que algún síntoma no es normal, contacta rápidamente con la Clinica Veterinaria Las Rozas y te indicaremos qué hacer.

Evita que tu perro o gato haga ejercicio intenso durante los dos primeros días. Para los perros, los paseos deben ser cortos para evitar que la herida quirúrgica se abra y deben ir aumentando su intensidad gradualmente, sin prisas. En el caso de los gatos, les mantendremos en casa durante dos semanas y evitaremos que salten en la casa.

En cualquier caso, cada cirugía y cada animal son diferentes. Sigue siempre las indicaciones de nuestros profesionales para realizar los cuidados post-operatorios de tu perro o gato.