Identificacion

La identificación de perros y gatos es obligatoria en la Comunidad de Madrid a partir de los tres meses de edad o un mes después de su adquisición o adopción.

Este reconocimiento se realiza implantando un microchip al animal de manera subcutánea (entre la piel y el músculo). Este microchip está cubierto por una cápsula compuesta de un vidrio suave y biocompatible, que no provoca alergias de ningún tipo y es tan pequeña como un grano de arroz.

El número del microchip siempre va asociado con los datos de la mascota y el de su propietario y se almacena en una base de datos propiedad de la Comunidad de Madrid y localizada en el Colegio de Veterinarios.

De esta forma, a efectos legales podemos corroborar sin ningún tipo de problema que somos el titular de nuestra mascota, ya que los datos del microchip son imposibles de falsificar.

Gracias a esta medida, en caso de pérdida, veterinarios, protectoras y autoridades, pueden acceder a un lector donde aparecerán todos nuestros datos. Además, la identificación por chip ayuda a evitar el abandono, ya que puede probar quién es el propietario y el responsable legal del animal.

Consigue ya tu microchip en veterinario Molino de la Hoz y evita que tu mascota corra peligros innecesarios. Consulta nuestros precios.