Como y cuando desparasitar a un cachorro

Alrededor de un 90% de los cachorros de perro padecen parásitos. Los cachorros son muy vulnerables y propensos a padecer parásitos internos y externos.

Los síntomas más comunes que provocan los parásitos internos (lombrices y otros parásitos intestinales) son diarrea, falta de fuerza, nerviosismo, dicor anal y delgadez. Por su lado, los parásitos externos, como las garrapatas o las pulgas, se muestran en forza de picor, nerviosismo y malestar. Hay que tener en cuenta que las garrapatas pueden transmitir graves enfermedades al cachorro y que las pulgas pueden causar episodios alérgicos e irritación en la piel.

Los cachorros pueden tener ya parásitos en su nacimiento, cuando la madre los gesta. Por eso, es importante desparasitar a una perra en cinta en el momento en el que el veterinario recomiende. Además, el medio que rodea al cachorro en sus primeras semanas de vida también puede contagiar un sistema inmune aún por desarrollar.

Es vital acudir al veterinario con el perro tan pronto como podamos para que sea él quien le indique, de forma personaliza, cómo y cuándo se debe desparasitar al animal. Cada cachorro tiene un tratamiento diferente en función de su tamaño y del lugar donde viva.

La primera desparasitación se produce a las dos o tres semanas de nacer, aunque desde la primera semana de vida debemos revisar al cachorro en busca de pulgas y garrapatas. Si encontrásemos algún parásito, debemos consultar con el veterinario. Los productos contra parásitos que usamos para perros adultos no son los mismos que utilizaríamos para los cachorros hasta los tres meses de edad, cuando podemos comenzar a utilizar collares y pipetas para protegerlos (siempre bajo supervisión médica).

No podrás vacunar a tu cachorro si está contagiado, tendrás que desparasitarlo previamente. Consulta con clinicas veterinarias Las Rozas y sigue sus recomendaciones.